Preparemos el corazón para volver a celebrar en comunidad la Santa Eucaristía.